Comer solo img23

Aprender a comer solos

icon4
El motivo

Enseña a tu hijo a comer solo con Little Hero APP

Aprender a comer no consiste únicamente en saber alimentarse de manera equilibrada. Descubrir cómo masticar bien los alimentos, utilizar los cubiertos o desenvolverse con la mayor autonomía posible también es básico para una buena educación nutricional.

El acto de comer es un acontecimiento social. El niño necesita aprender desde pequeño cómo debe comportarse en la mesa e interactuar con los demás; tiene que descubrir qué cosas le está permitido hacer durante la comida y qué actividades (como los juegos) tiene que dejar para después.

Si comparte ese aprendizaje en familia, tu hijo podrá adoptar buenos hábitos de manera distendida. Imitando vuestro ejemplo, comprobará que puede actuar y ser tratado como sus hermanos mayores o como los adultos, lo que le dará más satisfacción.

Aprender a comer solos

icon4
Misión para hacer a diario
icon5
A partir de 12 meses

Objetivo

Empezar a comer sin ayuda. Existen varias acciones asociadas a ello, desde masticar correctamente los alimentos a aprender a utilizar los cubiertos o saber cómo comportarse en la mesa. En definitiva, tu hijo debería adquirir los conocimientos que le permitan ser más autónomo y adaptarse a las normas sociales.

Aprender a comer solos

icon8
La recompensa

Tu hijo va a tener que trabajar en este hábito a diario durante un tiempo, así que puedes ir ofreciéndole pequeños premios que sirvan como refuerzo positivo y le animen a continuar. Algunas sugerencias: dejarle participar en la elección del menú, cocinar su plato preferido o incluso pedirle que colabore contigo en la preparación de alguna receta. También puedes animarle a decorar la mesa para convertir la hora de la comida en un momento festivo.

Como recompensa mayor, podrías aprovechar el fin de semana para organizar alguna comida familiar en un restaurante. Además de entusiasmarle, la experiencia permitirá a tu hijo poner en práctica fuera de casa todo lo que ha aprendido.

Aprender a comer solos

icon5
Sugerencias

Si coméis en familia, tu hijo podrá fijarse en el comportamiento de los mayores e imitarlo. Por esa misma razón, no le pidas que haga algo o coma determinado alimento si los demás se niegan a hacerlo.

Evita que vea la hora de la comida como un rato desagradable. No le fuerces a acabar siempre lo que hay en el plato; puede que algún día no tenga apetito. Para evitar enfados, ponle raciones sensatas con opción de repetir. Piensa también que cada niño tiene su ritmo. No le apremies; pero, si ves que remolonea para no comer, retírale el plato sin regañarle.

No intentes negociar con él un premio (por ejemplo, un postre delicioso) a cambio de comérselo todo. Tampoco conviene que le corrijas a cada cosa que haga mal. Si valoras sus avances con algún comentario o sonrisa, se sentirá más motivado.

Para que el niño se concentre en su misión, evita las distracciones. Apaga el televisor y no le permitas llevar juguetes a la mesa. Eso también va por los adultos: si quieres dar ejemplo, olvídate del smartphone durante la comida.

Shares