School img23

Aprender a usar la agenda escolar

icon4
El motivo

Usar la agenda del colegio

La mayoría de colegios introduce el uso de la agenda escolar durante el primer ciclo de primaria. La agenda ayuda al niño a ser consciente de sus tareas y de las actividades que debe realizar cada día, con lo que puede organizar mejor su forma de estudiar. Con su uso, adquiere responsabilidades, hábitos de estudio y técnicas de gestión del tiempo.

Para muchos alumnos, utilizar la agenda escolar supone un gran esfuerzo. No les resulta fácil acostumbrarse a anotar y revisar las tareas para después entregarlas a tiempo.

Si tu hijo es uno de ellos, tu asesoramiento le será de gran ayuda. Puedes enseñarle a utilizar la agenda y a sacar el mejor rendimiento a su tiempo, pero respetando su autonomía e invitándole a organizarse por sí solo.

Aprender a usar la agenda escolar

icon4
Misión para hacer a diario
icon5
A partir de 6 años

Objetivo

Familiarizarse con la agenda escolar y aprender a usarla correctamente. Tu hijo debe acostumbrarse a apuntar en ella sus deberes y las fechas importantes, consultarla a diario y organizar su tiempo de estudio en función de sus tareas.

Aprender a usar la agenda escolar

icon8
La recompensa

Una agenda personalizada puede resultar mucho más atractiva para tu hijo. Así que puedes ir motivándole con pequeños premios que le permitan decorar su agenda y darle su toque personal: bolígrafos de colores, pegatinas, sellos para estampar… Una vez cumplida la misión, la recompensa final podría ser visitar una papelería o una tienda de material escolar para que el niño escoja el material que le apetezca para personalizar su agenda.

Si prefieres que la recompensa sea alguna actividad familiar, podéis escoger conjuntamente algún evento que al niño le haga especial ilusión. Puedes sugerirle que lo apunte en su agenda y descubra cómo necesita organizarse para poder realizarla.

Aprender a usar la agenda escolar

icon5
Sugerencias

Si quieres que tu hijo aprenda a utilizar la agenda, dale algunas orientaciones previas. Coméntale que debe apuntar todas sus tareas con claridad. Hazle entender que no basta con escribir palabras clave, sino que necesita anotar los detalles (por ejemplo, la página en la que encontrar los ejercicios que le han encargado). Puede que ahora lo recuerde, pero así evitará problemas si más adelante olvida qué debía hacer exactamente.

Enséñale también a organizarse en función de lo que ha apuntado. Explícale que debe calcular cuánto tiempo necesitará para hacer cada tarea, advirtiéndole que las más difíciles pueden llevarle más rato que las fáciles. Recuérdale que se reserve tiempo para estudiar o trabajar en los días previos a un examen o a la entrega de un trabajo, y también para sus actividades extraescolares.

Es importante que te intereses por sus avances y resuelvas sus dudas, pero no hagas el trabajo por él. Deja que sea tu hijo quien se organice y aprenda a valerse por sí mismo.

Shares