Happy child eating watermelon img5

Consejos para que tus hijos coman fruta

icon4
El motivo

Te ayudamos a conseguir que tus hijos coman fruta

Los beneficios de la fruta para la salud son innegables: es una valiosa fuente de vitaminas, minerales, hidratos de carbono y fibra, que aportan al organismo parte de la energía que necesita a diario, ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y tienen propiedades antioxidantes.

Especialmente, la fruta es una fuente destacada de vitamina C. Gracias a ella, contribuye a prevenir los resfriados, por ejemplo, a reforzar las defensas o a favorecer la cicatrización cutánea. Además, cuenta con un alto contenido en agua, importante sobre todo en verano, ya que ayuda a mantener la hidratación necesaria.

Como parte de una dieta equilibrada, los expertos recomiendan que los niños coman tres raciones de fruta al día. El problema aparece cuando los pequeños no están acostumbrados a incluir ese tipo de alimento en su menú diario y prefieren alternativas más golosas pero menos saludables como pasteles o bollos.

Consejos para que tus hijos coman fruta

icon4
Misión para hacer a diario
icon5
A partir de 3 años

Objetivo

Comer tres piezas de fruta al día. Podéis repartirlas a vuestro gusto entre las cinco comidas diarias, siempre que una de las raciones se tome durante el desayuno: eso ayudará a tu hijo a afrontar la jornada con más energía.

Consejos para que tus hijos coman fruta

icon8
La recompensa

Puede que tu hijo tenga que renunciar a desayunos o meriendas más apetecibles para él, como los pasteles o la bollería, para cumplir con su misión. Consumir ese tipo de productos en exceso es malo, pero no pasa nada si lo hace de vez en cuando. Así que, ¿por qué no establecerlo como recompensa para el fin de semana? Prométele a tu hijo unas galletas de chocolate o quizás una porción de pastel. Eso sí: mucho mejor si son caseros.

Si os animáis, podéis preparar unas galletas con trocitos de chocolate en casa.

Consejos para que tus hijos coman fruta

icon5
Sugerencias

Si le das a tu hijo la fruta pelada y troceada, le facilitarás las cosas. Aprovecha la gran variedad de sabores que ofrece cada temporada para darle a probar frutas diferentes; de esa manera no llegará a aburrirse.

También puedes ir variando la forma de presentarla: alterna entre zumos, macedonias, brochetas y piezas enteras, o intenta combinarla con otros alimentos como miel o yogur. Incluso puedes implicar a tu hijo en la preparación de la fruta, buscando presentaciones originales y divertidas que podáis hacer juntos. Aquí tienes tres propuestas:

Palmeras de kiwi y plátano
Chips de manzana
Gominolas de frutas

Por último, da ejemplo: a tu hijo le costará menos acostumbrarse a comer fruta si ve que tú haces lo mismo.

Shares