Sea Turtle 710x350 img6

Descubre las tortugas marinas

icon4
El motivo

Visita en familia a un centro de recuperación de animales marinos.

Las tortugas son uno de los animales más viejos de la Tierra. No sólo porque sean tan longevas que puedan vivir más de un siglo, sino también porque han sobrevivido en nuestro planeta durante cientos de millones de años. Paradójicamente, algunas especies, sobre todo tortugas marinas como la boba (Caretta caretta) o la laúd (Dermochelys coriacea), están en peligro de extinción.

El ser humano es el responsable de las principales amenazas para las tortugas: el cambio climático, que está destruyendo su hábitat; la pesca, ya que muchas mueren al ser atrapadas o heridas accidentalmente por embarcaciones pesqueras; los residuos lanzados al mar, que confunden con alimento; y el comercio ilegal como mascotas o comida exótica.

Por suerte, existen asociaciones que trabajan en defensa de las tortugas. Una de ellas es la American Tortoise Rescue, una entidad sin ánimo de lucro que lleva varios años organizando el Día Mundial de la Tortuga, cada 23 de mayo, para concienciar a la población sobre la necesidad de proteger a estos animales y sus hábitats.

Descubre las tortugas marinas

icon4
Misión para hacer un día
icon5
A partir de 5 años

Objetivo

Conocer los peligros que amenazan a las tortugas marinas. Además de entender por qué estos animales están en vías de extinción, es interesante que tu hijo aprenda a respetarlos y descubra cómo puede ayudar a protegerlos.

Descubre las tortugas marinas

icon8
La recompensa

Aunque la teoría es importante, tu hijo asimilará mucho mejor estos conocimientos si comprueba de primera mano qué peligros corren las tortugas marinas y cómo actúan algunas personas para remediarlos. Así que una recompensa interesante puede ser organizar una visita en familia a un centro de recuperación de animales marinos.

Algunos de estos centros cuentan con programas educativos: a través de ellos, enseñan a los más pequeños los problemas que afectan al medio marino y a sus habitantes y les permiten conocer a los ‘pacientes’ que están tratando.

Aquí tienes tres ejemplos de centros que admiten visitas:

CRAM, en El Prat de Llobregat (Barcelona)
ARCA del Mar, en el Oceanogràfic de Valencia
CEPESMA, en Luarca (Asturias)

Descubre las tortugas marinas

icon5
Sugerencias

Aprovecha la problemática de las tortugas marinas para concienciar a tu hijo sobre la necesidad de respetar el medio ambiente. Recuérdale lo importante que es mantener limpios los océanos. Saber que lanzar plásticos u otros residuos puede dañar a estos animales tendrá mayor efecto sensibilizador sobre el niño que cualquier prohibición.

Hazle entender que los animales exóticos deben vivir en su propio hábitat. Explícale que no está bien comprarlos como mascotas. Tampoco se deben recoger de la playa o de la montaña para llevarlos a casa, ni siquiera si están heridos: en ese caso, lo correcto es llamar al teléfono de emergencias para que contacte con el centro de recuperación de animales más cercano. Ellos, los profesionales, se encargarán del asunto.

Si ves que a tu hijo le interesa el tema, puedes animarle a implicarse un poco más. En el CRAM, por ejemplo, encontraréis diferentes vías para colaborar: puedes proponer al niño que se haga amigo del centro o que apadrine una tortuga.

Shares