Girl Giving Muskmelon To Cashier For Billing At Supermarket img6

Ir al supermercado con los niños

icon4
El motivo

Vamos de compras al supermercado con los niños

¿Llevarte a los niños contigo de compras al supermercado? Imaginar la escena ya te da escalofríos. Bastante tienes con no olvidar nada de los que has planificado comprar, como para sumarle el estrés que supone estar pendiente de los pequeños: vigilar que no toquen lo que no deben, procurar que no escapen corriendo, evitar que se enfaden o se aburran.

Aunque parezca imposible, visitar el supermercado con tus hijos puede ser una actividad relajada, divertida y educativa. Utilizando los argumentos adecuados, los niños comprenderán la importancia de esta tarea para la organización familiar. Convertirla en un juego en el que participa toda la familia hará que tus hijos no sólo disfruten de la experiencia, sino que se sientan reforzados al ver que sus decisiones también cuentan.

Ir al supermercado con los niños

icon4
Misión para hacer un día
icon5
A partir de 3 años

Objetivo

Identificar qué productos hacen falta en el hogar y acudir al supermercado para adquirirlos. Puede tratarse de los ingredientes para preparar una receta de cocina concreta, aunque también puede referirse a una compra general.

La misión comienza con la preparación previa de la lista de la compra: tu hijo deberá detectar qué productos necesitáis en casa y apuntarlos. Después le tocará acompañarte al supermercado, buscar esos artículos y comprarlos. Finalmente, si lo crees oportuno, podría completar la misión ayudándote a almacenar los productos al volver a casa.

 

Ir al supermercado con los niños

icon8
La recompensa

Te proponemos dos opciones. De entrada, puedes incluir en la lista de la compra algún capricho que a tu hijo le haga especial ilusión: podéis decidir conjuntamente de qué se trata y acordar que, si cumple la misión, lo obtendrá al salir del supermercado.

Si prefieres convertir la recompensa en un premio familiar, puedes proponerle que elija una receta para cocinar con los productos que vais a comprar. En ese caso, sería interesante determinar primero la receta y analizar juntos qué ingredientes necesitaréis incluir en la lista de la compra. Incluso puedes animarle a participar en la elaboración del plato. ¿Necesitas sugerencias? Aquí tienes algunas recetas fáciles y originales:

Gusanito de tomate y mini hamburguesas
Tren de tortilla
Animalitos de galleta y quesito

Ir al supermercado con los niños

icon5
Sugerencias

Es mejor que vayáis al supermercado a primera hora de la mañana o temprano por la tarde, después de la siesta. A esas horas encontraréis menos gente y tus hijos estarán descansados. Procura también que ya hayan comido para que no sucumban ante cualquier capricho. Si aun así les entra hambre, cómprales algo saludable.

Antes de entrar, déjales claras las reglas: recuérdales cuál será la misión de cada miembro de la familia, pídeles que se comporten bien y explícales dónde podéis encontraros en caso de que alguien se pierda.

Plantea la búsqueda de productos como un juego. Si son pequeños, anímales a identificarlos por sus colores o formas. Si son mayores, puedes darles pistas sobre el artículo o la marca que os interesa encontrar en cada pasillo. Por otra parte, conviene que les hagas partícipes del proceso. Por ejemplo, ofrece a los mayores varias opciones de un mismo producto y déjales la responsabilidad de elegir una. Los pequeños pueden ayudarte a su manera transportando un carrito pequeño con sus propios productos.

Puede que el proceso se alargue más de lo previsto si los niños se dejan llevar por la curiosidad. Ten paciencia: permíteles que investiguen, siempre respetando lo que no deben tocar, y resuelve sus dudas. Aprovecha la ocasión para enseñarles cosas nuevas. A los mayores puedes hablarles de las propiedades y procedencia de los alimentos, pedirles que se fijen en las fechas de caducidad o explicarles hábitos saludables. Con los pequeños puedes repasar los nombres de los productos, sus formas o colores.

Shares